Mis 5 juegos favoritos de Disney

Detrás han quedado 10 días maratónicos en la zona de Orlando (que supongo es la zona que más parques de diversiones tiene en el mundo per cápita, que alguien me corrija si no es así). El saldo fue:

4 parques temáticos de Disneyworld (en orden de visita, Disney Hollywood Studios [ex Disney MGM], Magic Kingdom, EPCOT Center y Animal Kingdom)

2 parques de Universal (Universal Studios y Islands of Adventure)

1 parque acuático de Disneyworld (Blizzard Beach; íbamos a visitar el otro, Typhoon Lagoon, pero justo el día que quisimos ir cerró imprevistamente)

– 2 canchas de mini-golf de Disneyworld (Winter Summerland y Fantasia Gardens)

Lo mínimo que podía vomitar después de esta panzada de parques son algunos ránkings de mis juegos favoritos. En este caso empezaré con Disney.

5. Splash Mountain

Los que ya estuvieron en alguno de los Disney (California, Florida, París, Tokio, Hong Kong) quizá se pregunten el porqué de mi inclusión de este paseo en “tronco”. A los que no tienen idea de qué se trata, lo explico:

Este juego es uno de los clásicos y está basado en una película animada de Disney de 1946, llamada “Canción del Sur”, con conejos, osos y zorros como protagonistas. La razón por la probablemente nunca hayan oído hablar de ella es que es un poco racista y la gente de Disney ha hecho lo posible para que sea inconseguible. Dejando de lado este dato curioso, el recorrido en el tronco sobre agua comienza muy tranquilo. La música, la oscuridad, el ruido del agua y los personajes animatrónicos conforman una excelente ambientación. En mi opinión muy representativa del estilo Disney. Hasta ahí todo muy infantil. Sin embargo, en unos minutos la historia empieza ponerse un poco densa, extraña alrededor del tronco. Al conejo lo atrapan, se pone todo más oscuro y el tronco empieza a ir cada vez más rápido.

Y acá el motivo mayor por el que Splash entra en este listado. Cuando uno creía que este era otro de los paseítos inocentes para niños, cual Winnie The Pooh, ves que al tronquito lo agarran unos rieles y empezás a subir y subir. Y en cualquier juego de parque de diversiones (supongo que también en cualquier lado de la vida) eso significa una sola cosa: se viene una gran caída.

En resumen, Splash Mountain tiene una excelente ambientación y una muy buena caída que ha generado la costumbre de que siempre haya algún vivo que se pone creativo al posar para la foto.

¿Caída? ¿Qué caída?
¿Caída? ¿Qué caída?

4. Pirates of the Caribbean

Esta atracción generó tanta intertextualidad que es imposible no quererla. Por empezar, es lo opuesto a casi la mayoría de las atracciones en todos los parques. El paseo “Piratas del Caribe” -en lugar de haber sido inspirado por alguna producción cinematográfica, personaje famoso o historia- inspiró la creación de producciones multimedias.

Primero, cosa que pocos saben, este recorrido en barco por un Caribe infestado por piratas sembró la idea original del famoso (y traído a colación hasta el hartazgo en este blog) Monkey Island. El creador de esta saga de videojuegos lo admitió e incluso en la segunda entrega hay un homenaje en uno de los pasajes. Lindo guiño. También inspiró, varias décadas después, y echando por tierra la posibilidad de que alguien se dignara a llevar a la pantalla grande a Guybrush, la mega serie de películas taquilleras de Jack Sparrow/Johnny Depp.

Los que jugaron el MKII identificarán esta escena.
Los que jugaron el MKII identificarán esta escena.

Más allá de todo esto, el juego, que se encuentra en la zona de Adventureland del parque Magic Kingdom, me gusta porque si bien es tranquilo, está muy bien ambientado y los personajes animados fueron muy logrados para su época. El momento en el que el barco sale a mar abierto es excelente.

3. Toy Story Midway Mania!
Este no es el único juego basado en la franquicia de Pixar (hace varios años también tragada por la corporación Disney). De hecho, para el 2005 ya Magic Kingdom tenía uno en el que los pasajeros usaban dos pistolas con láser para disparar a diferentes objetivos en movimiento. El juego es divertido, pero nada del otro mundo. De hecho es bastante frustrante no poder seguir con demasiada precisión dónde se ubica el láser.
Pero, en 2008 Disney Hollywood Studios vio nacer una versión mejorada de este tipo de juegos interactivos, en los que los visitantes hacen bastante más que solo mirar a su alrededor. Leí por ahí (wikipedia) que es una de las atracciones más sofisticadas y costosas de los parques de Disney. Y se nota. Realmente la combinación de la tecnología 3D con la interacción que se logran con las nuevas armas, la posibilidad de competir con tu compañero, la dinámica de cada juego, todo está fantásticamente logrado. Es uno de los pocos juegos que repetí y que hubiera jugado 5 veces seguidas.

Bueno, TAN felices no fuimos.

2. Expedition Everest

Alguien tiene que ser el primero que se suba a una nueva montaña rusa. Y lo ideal es que sea alguien que no pueda demandarte si algo malo sucede, si algo falla, ¿no? Entonces, ¿qué mejor que probar tu nueva montaña con tus empleados sudamericanos que no solo no se lo van a cuestionar sino que además estarán fascinados? Y eso fue lo que pasó en el 2006, cuando yo era uno más de los aproximadamente 20.000 empleados de Disneyworld.

¿Para qué te vas a ir a Nepal si la tenés acá?

Esta montaña rusa mayormente al aire libre que simula un recorrido por los Himalayas en busca del Yeti es MUY buena. Al estilo disneysco, propone armar un juego en torno a una historia y genera un ambiente, en lugar de solo intentar hacerte vomitar o sufrir. El recorrido alcanza velocidades considerables sin despellejarte el cuero cabelludo. Por eso es una de mis favoritas; salís mareado, pero no sentís que te acaban de estrujar el estómago con una prensa. Da para repetir.

1. Mission: Space

Epa. Este simulador te la vuela. La cosa es así: supuestamente vos y otros tres novatos (preferentemente gente conocida o tus hermanos) son reclutados por la NASA para viajar a Marte, en lo que será la primera misión. Cada uno cumple una función, comandante, piloto, ingeniero y otra más que no me acuerdo. Para tranquilizarte previo al despegue, el teniente Dan (Gary Sinise) de Forrest Gump te da un par de instrucciones y subite.

¿Dónde está tu Dios ahora, Forrest?

Al empezar a armar esta lista sabía que iba a incluir a este juego, pero nunca pensé que lo iba a poner en el primer puesto. Me da miedo. Te encierran en una cabina muy pequeña y, si ya te subiste como había sido mi caso, sabés que lo se viene no es fácil. El simulador gira hasta velocidades de 2,5 fuerzas G, lo que significa que todo lo que está adentro de él pesa 2,5 veces más. No podés levantar los brazos, no podés sacar la vista de la pantalla. Te duele la cabeza. Realmente no es para cualquiera.

De hecho, luego de un par de años de que inaugurara y más de 200 casos de asistencia médica (desmayos, mareos, vómitos, etc.), Disney decidió crear una alternativa más “light”. La probamos pero en esa le sacan todo lo emocionante del juego.

En definitiva elijo este juego como el número 1 de mi ránking porque sin duda es único como experiencia. Para probar una vez. A menos que estés planeando hacerte astronauta en serio, en cuyo caso esto va a ser cosa de todos tus días.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s