Comida regional n.º 7: Jambalaya Cajún

Esto de ir subiendo por la escalera del hemisferio tiene sus consecuencias. De repente ya las tan glorificadas ojotas no son una pieza usual de mi vestimenta, no vaya a ser que después no pueda descongelar alguno de los dedos gordos.

Y con el frío, también cambian los platos. Pero yo sigo sin saber cocinar. Por eso celebro la presencia de estas sustanciosas sopas en las góndolas del Safeway. Mi preferida es la Jambalaya.

Primero, porque es la que pedía Newman en Seinfeld al nazi de las sopas. Segundo porque tiene la combinación celestial de pollo, carne, arroz, salchicha y pimientos; con un picante leve que le devuelve al calor a mis entrañas entumecidas. Y tercero, porque es la prima hermana de la paella.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s