Comida regional n.º 6: Chocolates Ghirardelli

Un cuadradito de San Francisco relleno de California.

Esta sección de repente se tornó un poco empalagosa, ¿no?

Hace unos días analicé el fascinante mundo de donas cubiertas en abyectas superficies azucaradas y pesadillas donde un gran muñecote de jengibre te persigue con una tabla de información nutricional.

La receta de hoy es más amigable con el estómago. Cuando te cansés de pasear por las calles de San Francisco, pará a tomarte un cafecito y disfrutá de este chocolate, que si bien es de venta relativamente masiva y puede encontrarse en  casi todos Estados Unidos, se origina localmente y su fábrica tiene historia de un par de siglos.

La ilustración muestra la variedad de chocolate con leche relleno de un celestial caramelo que, aunque no lo digan, estoy seguro empieza a derretirse en el interior al detectar tu aliento un par de centímetros antes del contacto. Las papilas gustativas sonríen extasiadas mientras todos los fluidos (algunos no incluidos con el producto original) se fusionan a temperaturas diversas para formar la combinación perfecta de sabor y textura.

Con ligero esfuerzo se aprecian dejos de roble sureño y hollejos de uva, sabores que se intensifican al intercalar los bocados con sorbidos de casi cualquier café de altura (no se comprobó con todos).

Según el momento del día, si se entrecierran los ojos y se tiene cierta imaginación, puede oírse el tañido de una campana en la lejanía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s